Entre los días 15 y 17 de diciembre del año recién pasado, nuestra escuela recibió a los pares evaluadores, que finalmente dieron el pié inicial para este reconocimiento, que se sustenta sobre la consolidación de una serie de procesos relevantes que han significado el desarrollo sostenido de la Unidad en el tiempo. Una de las características a destacar es el proceso de enseñanza–aprendizaje, que permite integrar la  experiencia teórico práctica, fundada en la observación y la experimentación en el hacer, fomentando la autonomía y singularidad del estudiante.

El propio proceso evaluativo y el trabajo en equipo llevado a cabo por la comunidad académica, han permitido consolidar un espíritu de crítica constructiva al interior de nuestra Escuela, lo que proporciona la mejor plataforma para avanzar en la superación de las debilidades y en mantener las fortalezas que la Carrera presenta.

Lo expresado da cuenta de las condiciones favorables para el cumplimiento del nuevo Plan de Mejoras, generado colectivamente como producto del proceso de Autoevaluación, lo que permitirá mejoras continuas hacia la excelencia académica.