Una muy buena noticia para el emprendimiento en el ámbito del diseño llegó desde el Concurso Desafío Emprendedor del Banco de Chile.

Pedro Soto, diseñador magallánico de 31 años, creó “Enseña mi Seña”, emprendimiento que obtuvo el tercer lugar nacional en el Concurso Desafío Emprendedor, iniciativa organizada por Desafío Levantemos Chile y el Banco de Chile a la que postularon más de 31 mil personas.

La Lengua de Señas Chilena es un idioma atractivo y de igual importancia que cualquier otro idioma. Esa fue la premisa que motivó a “Enseña mi Seña” es un sistema de material inclusivo que se sustenta en el diseño de la experiencia de aprendizaje, que busca enseñar la lengua de señas a través de juegos didácticos.

El material se soporta en diferentes plataformas impresas y digitales como pizarras magnéticas para aprender los colores, el abecedario, números, juegos de cartas, postales y cuadros para aprender las ciudades de Chile. Todo esto se unifica a través del relato de un niño sordo chileno mostrando no solo su idioma, sino además su cultura.

La iniciativa creada por Soto en respuesta a la falta de material existente para el aprendizaje y difusión de la lengua de señas en Chile, fue reconocida como el tercer mejor emprendimiento del Concurso Desafío Emprendedor y recibió un premio de $4 millones para seguir perfeccionando y expandiendo su negocio.

Tras reconocer a los ganadores, se dio el puntapié oficial a la Feria de Emprendimiento, instancia gratuita donde microempresarios del país, incluidos los 20 finalistas del concurso, mostraron sus ideas y productos sustentables a toda la comunidad.

{ FUENTE: elpinguino.com }