Bienvenida Diseño UV

Con masivo recorrido a playa Las Torpederas Escuela de Diseño realiza bienvenida a estudiantes de primer año

Más de doscientos estudiantes participaron en la tradicional bienvenida realizada por la Escuela de Diseño, que incluyó un recorrido a la playa Las Torpederas, donde se desarrolló el clásico apadrinamiento de los estudiantes de segundo a los de primer año.

Oscar Acuña, director de la unidad académica, contó que «ser la primera Escuela de Diseño del país, con 57 años de trayectoria, nos demanda cuidar las tradiciones que constituyen un significativo sentido de pertenencia e identidad de toda la comunidad estudiantil”.

“Es también significativo que hemos ido recuperando la matrícula histórica de la carrera y solamente entre primer y segundo año, que son los que participan y organizan respectivamente este acto, suman más de 200 estudiantes», añadió.

El directivo destacó que «el acto tiene varios momentos, organizados por estudiantes y académicos, en el inicio desde la Facultad hacemos un recorrido hasta Las Torpederas, donde realizamos el tradicional apadrinamiento de los segundos años a primeros años; finalmente subimos, a la Facultad para compartir un ágape y entregarles un obsequio a los nuevos estudiantes».

«El campo del diseño puede resultar, en ciertos momentos de la formación profesional, abrumador, por ello reconocer encontrarnos perdidos, equivocarnos y volver a comenzar, es parte de cualquier proceso creativo”, agregó. 

“El acto de bienvenida sitúa a las y los estudiantes en esa condición de incertidumbre que se simplifica y aclara en lo que hoy sucedió, un acto que nos permitió reconocernos y encontrarnos en torno al diseño», añadió. 

Acuña agradeció “a toda la comunidad de la Escuela de Diseño, el significado de una tradición se la dan las personas, es la comunidad de estudiantes, funcionarios y académicos quienes persisten y se ocupan de estos momentos».

Convivencia entre la comunidad

Andrea Aspée, jefa de carrera de Diseño, destacó que «el mejor recuerdo de esta ceremonia es la convivencia entre la comunidad».

«Es emocionante reunimos estudiantes, profesores, secretarias y monitores, para acompañarlos a celebrar vuestro inicio en este viaje de creatividad y descubrimiento», añadió.

«Una de las características que nos distingue como Escuela, es nuestro enfoque metodológico basado en la observación, palabra que comenzaron a escuchar desde el primer día y será para el resto de sus vidas. Entendemos que el diseño va más allá de la mera estética; es un proceso profundo de comprensión y análisis del mundo que nos rodea. A través de la observación acuciosa, somo capaces de desarrollar proyectos que responden a soluciones innovadoras que marcan la diferencia. Esta metodología tan particular nos permite no solo crear diseños visualmente impactantes, sino también funcionales y significativos», agregó.

La académico alentó a los estudiantes «a vivir cada momento en esta universidad y a aprovechar al máximo a todas las oportunidades que se presenten. Aquí, encontrarán un entorno de aprendizaje dinámico y estimulante, donde podrán explorar las pasiones, expandir sus horizontes y descubrir su potencial creativo. Es importante que amen lo que hacen, ya que el diseño será parte importante de su vida diaria. Enfrentarán desafíos, experimentarán fracasos y también, que es lo mejor, celebrarán sus éxitos».

«No deben nunca olvidar que no hay soluciones únicas en el diseño. A medida que exploren sus ideas y conceptos, deben acostumbrarse a buscar múltiples alternativas creativas y propositivas. La creatividad florece en la diversidad de ideas, y la capacidad para pensar de manera innovadora será su mayor fortaleza en este campo competitivo», aseguró.

«Los llamo a embarcarse en este emocionante viaje con mente abierta y corazón lleno de pasión. La Escuela de Diseño es su hogar y estamos emocionados de acompañarlos en cada paso del camino. Sean todos y todas bienvenidos», finalizó.