Familia de Luz Núñez recibió distinción como Profesora Emérita de la Universidad de Valparaíso

En una ceremonia llena de emoción y sentimiento, la familia de la académica de la Escuela de Diseño Luz Núñez, recientemente fallecida, recibió la distinción como Profesora Emérita de la Universidad de Valparaíso, en virtud de sus méritos académicos y humanos. La académica Andrea Aspee fue la encargada de leer el Laudatio, documento que resume las virtudes de la diseñadora.

La actividad fue presidida por el rector de la UV, Osvaldo Corrales, y contó con la presencia de la secretaria general, Nicole Selamé; el prorrector, Christian Corvalán; el vicerrector de Vinculación con el Medio, Carlos Lara; el decano de la Facultad de Arquitectura, Alejandro Witt; la vicedecana, Ana María Iglesias, y el director de la Escuela de Diseño, Alejandro Osorio, junto a familiares de la profesora Núñez, profesores y estudiantes.

El decano Witt explicó que “la entrega de la distinción como Profesora Emérita a Luz Núñez se trata de un merecido reconocimiento que afortunadamente no fue póstumo. Junto a un grupo de profesores de Diseño tuvimos la posibilidad comunicárselo personalmente. Si bien el acto administrativo no estaba formalizado, el otorgamiento sí estaba concedido, por lo que supo en vida del reconocimiento”.

“Es una distinción justa, merecida y necesaria que fue promovida desde la propia Escuela de Diseño, con la iniciativa de Ana María Iglesias en representación del claustro de profesores, como una forma de reconocer la calidad humana y académica de Luz, quien se caracterizó por su bajo perfil y cero afán de protagonismo”, añadió.

La vicedecana Ana María Iglesias destacó que “Luz siempre fue un modelo como profesora, pero fundamentalmente como persona. Cultivó un perfil bajo, por eso nos pareció muy justo y bello destacarla. Fue una académica en toda su expresión, una persona muy valorada y admirada por la comunidad de la Escuela”.

“Hemos recibido cientos de comentarios de nuestros exestudiantes, ya que pocas veces somos capaces de reconocer lo que tenemos al interior de la comunidad. Luz asumió muchas responsabilidades durante su carrera, dejando muy arriba la figura femenina en un momento mucho más complejo que ahora, por eso valoramos sus capacidades, su tranquilidad y oficio que desarrolló en esta carrera”, agregó.

En tanto, el director de la Escuela de Diseño, Alejandro Osorio, señaló que “hablar de Luz es hablar de la Escuela. En sus tres períodos como directora logró poner a la unidad académica en un punto en el cual todos quisiéramos que siempre hubiera estado. El objetivo de la distinción era que alcanzara a recibirlo en vida. Aunque lamentablemente su cuerpo no soportó la enfermedad, ella supo de la distinción y fue el mayor consuelo para nosotros”.

“Dentro de la comunidad logró un reconocimiento transversal de su obra, pero básicamente por su personalidad afable, correcta y cercana. En cualquier lugar pudo haber desarrollado sus habilidades, lo hizo en esta Escuela y por eso el reconocimiento a sus virtudes y méritos, como su templanza y aura”, comentó.

El académico mencionó que “Luz se convirtió en un símbolo dentro de nuestra Escuela, dejó muchas enseñanzas y un camino a seguir en la formación de nuestros estudiantes, por su voz cálida, su presencia, voz, sentimiento y cariño. De esa forma la recordaremos”.

Fotos: Denis Isla